Imprimir

Obligados a creer

Andrés Marchante |

Andrés Marchante | 19 de abril de 2017

Estoy convencido de que si ganamos en Majadahonda salvamos la categoría. La probabilidad de perder ante el Rayo y salvar la papeleta es muy rocambolesca, aunque no definitiva y cosas peores se han visto. Pero la gran oportunidad es ganar allí.

El Sanse visita a un Real Madrid Castilla herido por sus dos últimos tropiezos y obligado a ganar para mantener viva la esperanza del play-off.  En fútbol nunca se sabe, pero es un partido de alto riesgo para los de San Sebastián de los Reyes. Por otra parte, Mensajero y Navalcarnero juegan entre ellos. Es decir, se restarán puntos. Por eso, yo entiendo que ganar al Majadahonda para meterte en la pomada -sin mucha desventaja- y jugándotela con dos partidos en casa y visitando a un colista ya descendido en la última. Repito una vez más: todo pasa por Majadahonda.

La situación es crítica y no es nada fácil, pero hay que mirar la forma de salir de ahí y luchar hasta el final. Es cierto que el Rayo Majadahonda llega con una gran inercia tras vencer en el Belmonte y en el Salto del Caballo, lo que les deja no muy lejos de los play-off de ascenso a Segunda A, pero quizá ahora lleguen confiados y podamos meterles un susto para obtener los tres puntos.

Hay que quedarse con la parte positiva de lo que hemos visto últimamente. La segunda parte ante el Gernika, los primeros veinte minutos ante el Fuenlabrada y el partido en Leioa. Hemos mantenido un buen nivel competitivo y sólo nos hace falta estirar ese buen momento durante más minutos en el partido. Somos capaces de hacerlo, aunque estamos sin red y la oportunidad de fallar es mínima o, mejor dicho, prácticamente nula.

Lo que hemos hecho hasta ahora en la categoría, incluso estar en la propia categoría era imposible, ¿por qué no podemos superar esta barrera? El día que descendamos comprenderemos que volver es muy difícil, por eso hay que amarrar lo máximo posible y no darse por vencido hasta el último momento. Ya tendremos tiempo de sacar conclusiones y estudiar los motivos que nos han llevado hasta aquí, pero ahora no es el momento de estar divididos.

Papel clave de la afición

Si miráis las crónicas del resto de equipos, somos de las aficiones que más espectadores registra de media en la categoría. Obviamente nos superan grandes ciudades con muy buenos equipos y que tienen más capacidad, pero nosotros estamos a la vanguardia en ese sentido y sabemos que la afición es un punto clave de apoyo. Por eso, es momento de estar con los protagonistas, que son los jugadores. Hay un detalle del otro día que me gustó bastante y fue ver a seguidores que se acercaron para recibir a los jugadores que buscaban la caseta de vestuarios tras perder ante el Fuenlabrada. Creo que esa es la actitud; deben sentir nuestro calor y palpar que no están solos en esto.

No nos queda otra, estamos con la guillotina cerca y no es necesario volver a repetir lo mal que estamos, pero dentro de nuestro sufrimiento es obligado no rendirse hasta el final.  

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/andres-marchante/obligados-a-creer/20170419111043010326.html


© 2021 Socuellamos Digital

[email protected]
[email protected]

©2015 Socuéllamos Digital

Contenidos con licencia Creative Commons