VIOLENCIA DE GÉNERO

La Junta pone en marcha subvenciones para que las mujeres víctimas de violencia de género cursen estudios universitarios

Se subvencionará, en forma de beca, el importe del precio público de la primera matrícula con el objetivo de su incorporación a la vida laboral. 

p1b502b3jo22q1b255r4f111i9o4
p1b502b3jo22q1b255r4f111i9o4

El Consejo de Gobierno ha aprobado las bases reguladoras para la concesión de subvenciones destinadas a mujeres víctimas de violencia de género que deseen cursar estudios universitarios. Tal y como ha informado en rueda de prensa el portavoz regional, Nacho Hernando, “queremos que estas subvenciones sirvan para ayudar a las mujeres víctimas de violencia de género a reincorporarse a la vida laboral mediante la realización de estudios universitarios que les ayuden a iniciar una vida libre e independiente”.

Además, Hernando ha detallado que “esta novedosa propuesta del Instituto de la Mujer está enmarcada dentro del Plan Estratégico para la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, un Plan que considera la educación como un eje estratégico” para la consecución de este objetivo.

Según ha explicado el portavoz regional, serán beneficiarias de estas subvenciones, en concepto de beca, aquellas mujeres víctimas de violencia de género que estén empadronadas en Castilla-La Mancha y que se hayan matriculado en estudios universitarios con la finalidad de obtener títulos oficiales de Grado o Máster en Universidades públicas con implantación regional en Castilla-La Mancha.

Hernando ha añadido que esta ayuda considera subvencionable el importe del precio público de la primera matrícula, “siendo el importe máximo a abonar a cada beneficiaria para sufragar estos gastos de 2.000 euros”.

Ayudas al sector agrario y a la integración laboral de discapacitados

En palabras de Hernando, este último Consejo de Gobierno del año, “bien puede ser un reflejo, una síntesis, de nuestra acción de gobierno, gracias a un importantísimo paquete de ayudas en ámbitos clave para esta recuperación”, como son los jóvenes, las mujeres víctimas de violencia de género, los agricultores y ganaderos y las familias con menos recursos, “a las que este gobierno no ha dejado solas en ningún momento”, ha añadido.

Por otro lado, se ha dado luz verde a la resolución de ayudas FOCAL para financiar inversiones en transformación, comercialización, al desarrollo de productos agrícolas y al fomento de la calidad agroalimentaria de las empresas de la región. “Queremos mejorar la competitividad en el mercado de este sector, no por una bajada de los salarios, sino por un incremento del valor añadido en los productos elaborados mejorando la calidad de los mismos”, ha explicado Hernando.

Un total de 223 empresas de la región han realizado inversiones que superan los 240 millones de euros, de los cuales el Gobierno regional ha financiado, a través de estas ayudas, más de un 20 por ciento con 50 millones de euros de inversión pública.

Asimismo, el Gobierno regional también ha aprobado la resolución de las ayudas de Seguros Agrarios, que evitará que los agricultores y ganaderos tengan que adelantar el dinero de las subvenciones de la Junta de Comunidades, como ocurría antes, y que según cálculos del Ejecutivo autonómico, puede alcanzar los 40.000 beneficiarios, asegurando en torno a 1.400.000 hectáreas de superficie de cultivo y 32 millones de animales, “lo que, en global, supone proteger un capital valorado en más de 1.300 millones de euros”, ha destacado el portavoz.

Prórroga del Plan de Fomento del Alquiler de Viviendas

En otro orden de asuntos, y al igual que el Gobierno de España ha prorrogado por un año el Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 que vence el 31 de diciembre, el Gobierno regional ha decidido prorrogar un año más el Plan de Fomento del Alquiler de Viviendas, de Rehabilitación Edificatoria, y de Regeneración y Renovación Urbana para “dar continuidad a la financiación de estas ayudas en materia de vivienda”, ayudas que en 2016 fueron duplicadas, ha recordado Hernando.

En palabras del portavoz, “sin poner estas ayudas en pausa, ahora lo que toca es que el Estado y las comunidades autónomas negociemos y trabajemos sobre un nuevo Plan”, en el que Castilla-La Mancha hará especial hincapié en la inclusión de algunas de las medidas que se han puesto en marcha en el último año y medio en materia de alquiler social y creación de oficinas anti-desahucio, “y que se apueste por la rehabilitación como una fuente de generación de riqueza y de empleo estable y de calidad”.